La industria óptica ha evolucionado mucho en las últimas décadas. Desde el concepto de lentes gruesas de Leonardo Da Vinci hace 500 años, hasta las lentes de contacto super finas de hoy, la industria ha recorrido un largo camino.

Las empresas, tanto grandes como pequeñas, están haciendo grandes esfuerzos para minimizar el impacto de sus productos, y promover el respeto hacia el medio ambiente. Por ejemplo, en menos de un año, el Programa de Reciclaje ONE by ONE de Bausch + Lomb, testado por ahora únicamente en Reino Unido, ha conseguido desviar más de un millón de lentes de contacto, blísters y tapas metálicas, de los tradiciones vertederos.

Y al igual que las empresas, muchas personas están actuando de la misma manera, utilizando gafas o lentes de contacto de uso prolongado para reducir su huella de carbono. ¿Pero son las gafas, o las lentillas mensuales y quincenales la mejor opción? ¿Qué pasa con las lentillas de uso diario desechables? Veamos qué producto es más eco-conscientes.

¿Qué es más ecológico: lentillas o gafas?

El dilema “gafas vs. lentes de contacto” es lo primero que se nos viene a la cabeza antes de hacer el cambio. Cada uno de nosotros debe hacerse esta pregunta y tomar una decisión consciente acerca de si comprar un producto u otro.

Gafas vs. lentes de contacto

  • Las gafas son difíciles de transportar, limpiar y encontrar si las hemos perdido.
  • Las lentillas se mantienen fijas en el globo ocular, ¡olvídate de los anteriores problemas!
  • Las gafas se pueden caer, o incluso peor, romperse.
  • Las lentillas son mucho menos propensas a caerse y hay menos riesgo de que se rompan.
  • Las gafas se empañan con los cambios de temperatura.
  • ¡Nunca tendrás este problemas con tus lentes de contacto!
  • Las gafas pueden ser molestas e inclusos peligrosas mientras se practican deportes. En muchos casos ya ni si quiera están permitidas.
  • Puedes practicar cualquier deporte utilizando lentes de contacto. No olvides tus gafas de bucear si practicas deportes acuáticos.
  • Las gafas disminuyen tu visión periférica.
  • Disfruta de un campo de visión completo gracias a tus lentillas.

Lentes de contacto: huella medioambiental

Desde un punto de vista técnico, las lentes de contacto son mucho más cómodas y fáciles de usar que las gafas. Hoy en día 125 millones de personas en todo el mundo las prefieren a las gafas, ¡las lentillas están ganando terreno!

Los fabricantes están desarrollando su tecnología y materiales muchos más allá de nuestra imaginación. Los hay que incluso están trabajando en la creación de lentes de contacto a base de soja, siendo estas completamente biodegradables. Esto no solo significará una gran avance para la industria, sino para el mundo el general.

Para responder a la pregunta “qué es más verde”, echemos un vistazo a los datos. Es cierto, de media, solo cambiamos de gafas cada dos años. Pero la cantidad de plástico necesaria para fabricar un nuevo par de anteojos es significativa en comparación con un par de lentes de contacto.

PubMed publicó un estudio en 2003 que mostró que la cantidad de residuos asociados con las lentes de contacto es del 0,5%. Este número es bajo en comparación con los desechos que consumimos cada día.

Mientras que los desechos plásticos asociados al consumo de lentillas es de aproximadamente 9,125 gramos por año, las gafas producen alrededor de 35 gramos. Esto significa que un par de gafas genera tanto residuos como un suministro de cuatro años de lentes de contacto desechables diarias. Además, la mayoría de las lentes oftálmicas estás hechas de plástico duro, muy complicado de reciclar.

Cuidado ocular ecológico: lentillas diarias, mensuales o quincenales

Ahora que hemos comprobado que, en muchos sentidos, las lentes de contacto son mejores que la gafas en lo relativo a la protección del medio ambiente, la pregunta que se plantea es, ¿qué tipo de lentilla es más ecológica?

Diarias, semanales o quincenales, todas tienen sus pros y sus contras. Sin embargo, el consenso general es que las lentillas diarias desechables son más eco-conscientes.

El peso de un suministro anual de lentillas diarias es de 11,36 gramos, equivalente al desperdicio promedio de 2,3 tarjetas de crédito. Aparte del embalaje de cartón reciclable y los blíster de plástico, no hay muchos otros desechos.

Si pensamos en lentes de contacto de uso prolongado, además de esto, es necesario tener en cuenta las botellas de solución y los estuches portalentillas. Los desechos plásticos que este tipo de envases producen equivalen a un suministro de 2,5 años y 4 a 8 años de lentillas diarias, respectivamente.

Incluso sin tener en cuenta el impacto ambiental de su producción, principalmente desperdicios químicos, y de su transporte hasta el consumidor final, la huella de carbono que producimos utilizando lentes de contacto mensuales o quincenales, supera con creces la asociada al uso de lentes de contacto diarias.

Reciclando tus lentes de contacto y envases

Cualquier discusión sobre los desechos y su impacto ambiental debe también considerar su reciclaje.

Las lentes de contacto, blíster, botellas de solución, estuches portalentillas y cajas de cartón se pueden reciclar, a pesar de que únicamente el cartón es biodegradable. Esto significa que tus desechos plásticos pueden tener una segunda vida.

Respetar y proteger el medio ambiente es fácil haciendo un uso responsable de tus lentes de contacto. Nunca las tires al retrete o al lavabo. Tira el cartón el contenedor azul, y los plásticos, junto con tus lentillas, al contenedor amarillo.

Las lentillas diarias son respetuosas con el medio ambiente

Cuando comparas las lentes de contacto diarias, con la gafas y las mensuales o quincenales, los argumentos son claros. Las lentes de contacto diarias son nuestra mejor aliada para proteger el medio ambiente.

Ahora que estás convencido, ¿a qué esperas para disfrutar del más elevado confort y calidad visual? Visita alguna de nuestras ópticas asociadas para obtener tu prescripción y recibir consejos acerca de los productos que mejor se adaptan a tus ojos, o visita 123Optic, y descubre la mejor y más grande variedad de lentillas diarias y ofertas.