Es un hecho, a medida que envejecemos, un montón de cambios se van produciendo en nuestro cuerpo. Y junto con él, en nuestros ojos. Los cambios que sufren los ojos son casi imperceptibles, hasta que un día, ¡boom!. De repente ver objetos cercanos, o hacer la transición entre visión de lejos y cerca, se convierte en imposible sin hacer esfuerzos para enfocar.

¡A veces esto sucede incluso cuando llevamos años usando lentes correctivas! Y es que la presbicia es un trastorno natural del ojo, directamente relacionado con el envejecimiento del mismo. Si tienes más de 40 años, es inevitable no comenzar a sentir molestias. Sin embargo, es fácilmente corregible con un par de lentillas multifocales.

Te explicamos qué son las lentes de contacto multifocales, cómo funcionan, y cómo pueden ayudarte.

Multifocales: todo está en el nombre

La presbicia se debe al proceso natural del envejecimiento del cristalino. Este va perdiendo su elasticidad y capacidad de acomodación. Pero, ¿cómo afecta esto a la visión? El cristalino, junto con la córnea, permite enfocar los rayos luminosos en la retina, creando imágenes. Pero si este se va endureciendo, la facilidad del ojo de enfocar luz en movimiento se verá empeorada. La objetos cercanos, o la transición entre distancias, serán pues difíciles de enfocar.

Multifocal significa literalmente tener más de un foco. El objetivo de las lentillas multifocales es acomodar la pérdida de la capacidad natural de nuestro ojo para enfocar objetos cercanos y lejanos. Y, además, proporciona una manera de ajustarse a lo que sea que estás mirando.

Estas lentes de contacto reemplazan la práctica común de la monovisión. O utilizar una lente para la visión de cerca en un ojo, y para la visión de lejos en el otro. Si bien la monovisión es efectiva, puede causar una disminución en la percepción de la profundidad, y puede ser confusa para algunas personas.

¿Cuáles son los diferentes tipos de lentes de contacto multifocales?

Gracias a los avances tecnológicos, hoy existen diferentes tipo de lentes de contacto multifocales, para adaptarse a las necesidades específicas de cada persona. ¡Veamos sus diferencias!

  • Asféricas: Su diseño se basa en una transición gradual desde el centro, hasta el borde. La corrección para ver de lejos se encuentra en el centro. La potencia cercana va aumentan do gradualmente a medida que se aleja del centro.
  • Concéntricas: Las lentillas multifocales concéntricas suelen tener la potencia orientada a la distancia en el centro. A su vez, este estará rodeado de anillos concéntricos, que intercambian las correcciones de lejos y de cerca, para facilitar la transición y la acomodación del ojo a cualquier distancia.

Un tercer tipo de lentilla multifocal es conocido como lente de diseño segmentado. La lente se divide en dos mitades, diferenciándose la parte inferior, para ver de cerca; y la parte superior, para ver de lejos. Es más común encontrar este diseño en gafas o en lentillas rígidas, que en lentes de contacto blandas.

Con esta variedad de opciones en tipo de lentes de contacto multifocales, mucho factores juegan a la hora de encontrar la lentilla que mejor se adapta a tus ojos. Todo, desde tus necesidades de visión específicas, hasta el tamaño de la pupila, se tiene en cuanta a la hora de elegir una lentillas u otra.

Tu optometrista te ayudará a encontrar una lentilla adecuada para ti. Y para ello ¡no tengas reparos en hablar! Hazle saber tus preferencias, así como tus necesidades de visión cotidianas, y qué tipo de uso quieres hacer de tus lentillas.

Inconvenientes

Adaptarse a una lente de contacto multifocal puede tomar un poco más de tiempo que a una lente normal. Nada raro, tus ojos tienes que aprender una nueva forma de utilizar lentillas. Como el dolor tras los primeros días de ejercicio. Los efectos secundarios de la adaptación incluyen el desplazamiento vertical de los objetos (imagen salto), o la dificultad para percibir la profundidad.

Con la presbicia, la capacidad natural de tus ojos para enfocar objetos de distancia variable se ha degradado. Aunque probablemente ya tengas algún tipo de corrección visual, tu visión se verá desafiada más de una vez, ¡es inevitable!

Una lente de contacto multifocal realiza múltiples correcciones en la misma lentillas para ayudar a tus ojos en los múltiples lugares donde tu visión se ve desafiada. Y es una solución genial, pero también significa que solo funciona correctamente dentro de un campo de visión específico. Los objetos que están muy cerca, o muy lejos, no caben dentro de este rango. ¡Triste historia!

Y como las lentes de contacto multifocales solo funcionan dentro de un rango de visión específico, estas tardan un poco en acostumbrarse. ¿Qué ocurre entonces? Mientras se ajustan, la ubicación de un objeto puede no ser exactamente lo que parece.

Aunque tu agudeza visual no volverá al 100%, las lentillas multifocales ayudarán a tus ojos en sus necesidades de visión más comunes, y crearán un espacio de corrección agradable a medida que la presbicia avanza.

Optomestrista

¿Son las lentillas multifocales adecuadas para mí?

¡Buena pregunta! Y la respuesta es: tal vez. Solo tu optometrista sabrá darte la respuesta correcta. Pero las lentillas multifocales se están volviendo cada vez más populares gracias a la comodidad y facilidad que aportan. ¡Estas lentillas mágicas pueden corregir tu visión cercana, intermedia y lejana, mientras que ambos ojos disfrutan de una visión nítidamente clara!

Pero, solo tú puedes juzgar que este tipo de lentilla está hecho para ti o no. Puede resultar complicado adaptarse, pero una vez lo hayas conseguido, puede hacer que tu día a día sea mucho más fácil.

¿Crees que podrías unirte al club de la presbicia? Acude rápido a tu óptica 123Optic y déjate aconsejar por lo mejores especialistas. Te ayudarán a elegir la lentilla multifocal que mejor se adapta a tus necesidades, ya sea diaria, quincenal o mensual.